¿Sabes qué es… la lecitina?

chocolate fundidoEl otro día hablando con una amiga de lo que nos cuentan las etiquetas, me dijo que cada vez que leía el ingrediente lecitina, dejaba el producto en el lineal del supermercado porque buscaba productos con ingredientes naturales.

¿Tú también lo has pensado?

Pues estás tan equivocado como ella.

¿Qué es la lecitina que encontramos en las etiquetas? Es un aditivo natural obtenido de la soja, de las pipas de girasol o de la yema del huevo que se etiqueta como “emulgente de…” o codificado como E-322. Por ese poder emulsionante muchas industrias alimentarias la utilizan.  Para que lo visualicéis mejor, la mayonesa es una emulsión entre aceite y huevo, y gracias a la lecitina que se encuentra de forma natural en la yema se produce esta salsa.

Lecitina de girasolCon este hallazgo, muchas industrias han conseguido productos tan deliciosos como el chocolate, sin ella, la leche y la manteca de cacao no podrían unirse. Os he puesto una foto de mi chocolate favorito, en el que utilizan lecitina obtenida de las pipas de girasol. También se utiliza para que la harina y la grasa se unan en la elaboración de galletas. Otra de sus propiedades es que retiene la humedad y retrasa el endurecimiento, por lo que en cualquier amasado también es positivo. Y para los que no nos gustan los grumitos en la leche cuando añadimos cacao en polvo, la lecitina también ayuda por un proceso que se llama instantaneización. Ahí está la diferencia entre el Colacao y el Nesquik.

¿Sabías que también ayuda en nuestro cuerpo? En realidad a lecitina se encuentra de manera natural en nuestro organismo, pero a veces su contenido no es suficiente y hay que reforzarlo a través de la dieta. Mayoritariamente está en las membranas de todas las células y fundamentalmente en el cerebro. Por este motivo son esenciales unos buenos niveles para el desarrollo de niños y mayores y, de hecho, se ha propuesto como remedio para varias enfermedades psicológicas y neurológicas como el síndrome de Tourette, la enfermedad de Alzheimer y el trastorno bipolar. Además, contribuye a mejorar el perfil lipídico mediante su poder emulsionante anteriormente citado y así el “colesterol malo” no se queda en las paredes de las arterias, cuya consecuencia sería una isquemia o peor aún,  un infarto.

Por lo tanto es buena para la memoria, el desarrollo y el aprendizaje, y reduce los niveles de colesterol que tanto cuesta, sobre todo a los que lo tienen alto debido a la genética, que se llama hipercolesterolemia familiar. Además, por su contenido en vitamina E es antioxidante, por lo que protege a nuestra piel de los radicales libres y, como dije al principio, retiene la humedad, así que ayuda en la hidratación de nuestra piel.

¿Y cómo podemos incluir lecitina en nuestras comidas? En las ensaladas puedes añadir huevo duro, semillas de sésamo o de lino, o frutos secos como las nueces. Si te gusta el pescado, puedes encontrarla en el salmón y en el bacalao. Y para los que sois más de verduras, no olvidéis incluir brócoli o coles de Bruselas.

Espero que os haya gustado y aunque este artículo es más corto que de costumbre no quería dejarlo pasar. Seguid comentándome vuestras dudas, yo encantada de tratar de resolverlas!!

Hasta el próximo artículo 😀

5 comentarios sobre “¿Sabes qué es… la lecitina?

  1. Es buena la lecitina pero la de soya no ya que es ahora considerada por muchos como producto que causa alergias debido su manipulación genética y mucha gente ya no puede consumir productos a los que adicionan soya

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s